Terminó el subsidio de los $600 ¿Qué pasará ahora?

Millones de personas que reciben el subsidio por desempleo recibirán desde esta semana un desembolso mucho menor, pues venció el beneficio adicional de $600 (*) que se había estado sumando al monto habitual de cada estado sin que se lograra en el Congreso un acuerdo para extenderlo por más tiempo.
Las personas de bajos recursos son quienes sentirán con más fuerza el fin de esos $600, que representaban para algunos una «línea de vida» que le permitía pagar los arriendos, la electricidad y la comida, de acuerdo con análisis de economistas.
Las negociaciones por llegar a un acuerdo en este punto específico se han trabado de tal manera que ni los congresistas republicanos ni el gobierno de Donald Trump han alcanzado un consenso firme que pueda ser divulgado públicamente.
Ahora la Casa Blanca habla de al menos lograr aprobar ese asunto en un proyecto de ley por separado, no como parte de un paquete de estímulo amplio como ocurrió en marzo pasado con el CARES Act. Posibilidad que ya fue rechazada por los demócratas y que se desconoce si es respaldada ampliamente por los republicanos del Senado.
«Hay ciertas cosas que tienen cronogramas con mayor prioridad. Así que podríamos tratar de lograr un acuerdo completo (pero) también podríamos tratar de hacerlo por partes», dijo este domingo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en una entrevista con Fox News.
Se espera que este lunes el líder senatorial Mitch McConnell presente finalmente el plan republicano que tenía previsto revelar la semana pasada. Sería entonces cuando arranquen las conversaciones bipartidistas, que lucen cuesta arriba en varios asuntos más allá de la ampliación de este beneficio adicional por desempleo, como por ejemplo el monto total al que debe ascender el nuevo paquete de ayudas.