Aumentan arrestos en la frontera pese a coronavirus

Desde marzo, el cruce en la frontera con México está restringido, debido a la pandemia de coronavirus.

Las detenciones de inmigrantes bajaron el primer mes, pero ha habido un repunte del 40 por ciento, según nuevos datos de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El reporte indica que hubo 32,512 arrestos en junio, frente a los 23,142 de mayo.

Un análisis de The Washington Post señala que el total de junio fue casi el doble del número de detenciones registradas en abril, después de que el Gobierno del presidente Donald Trump cerrara la frontera, en acuerdo con la Administración mexicana.

En este mismo periodo, las Administración Trump suspendió los procedimientos regulares de inmigración, sobre todo peticiones de asilo, para procesar rápidamente a la mayoría de los migrantes y deportarlos a México en cuestión de horas.

El 89 por ciento de los detenidos fue enviado de inmediato a México, según el informe.

Aunque activistas y defensores de inmigración han intentado detener este tipo de expulsiones, la autoridad continúa sacando del país a extranjeros en menos de 96 horas, justificando las acciones al riesgo de propagación de COVID-19.

A pesar del incremento, las cifras siguen lejos de los niveles de 2019, cuando se siguieron registrando caravanas migrantes.