Problemas financieros de USCIS afectan trámites migratorios

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) ha suspendido el despido temporal de más de 13,400 de sus 16.700 empleados que debía comenzar el 3 de agosto por falta de fondos, anunció el senador Patrick Leahy, demócrata por Vermont.
“El enviar a licencia sin pago a miles de empleados públicos en medio de una pandemia y con el desempleo en niveles sin precedentes hubiese trastornado completamente la vida de los hombres y mujeres dedicados al trabajo en USCIS”, indicó Leahy, vicepresidente del Comité de Asignaciones del Senado.
La medida “hubiese impacto a los miles de personas que dependen de sus servicios”.
USCIS opera financiada por las tarifas que pagan los inmigrantes en sus trámites de visas temporarias, visas de residencia legal permanente y obtención de la ciudadanía estadounidense. Estos trámites han disminuido sustancialmente debido a la pandemia de COVID-19.
La agencia ha calculado una reducción del 61 % en sus recaudaciones hasta el fin del período fiscal 2020, que concluye el 30 de septiembre, y aunque ha limitado los aumentos de sueldos y ha adoptado otras medidas para restringir sus gastos, sus directores han indicado que se necesitan medidas drásticas para mantenerla funcionando.
USCIS ha pedido del Congreso una asignación de emergencia de $1,200 millones de dólares antes de que comience el período fiscal 2021, y un incremento del 10% en las tarifas por los trámites migratorios.
Leahy afirmó que los nuevos cálculos de recaudaciones muestran que USCIS concluirá el período fiscal con un superávit y no con el déficit de 571 millones de dólares que había indicado anteriormente.
El director interino de USCIS, Joseph Edlow, aseguró a Leahy que se postergarían los despidos temporarios.
“En cuanto al déficit que USCIS ha calculado para el período fiscal 2021 me comprometo a atender el asunto en el próximo paquete de medidas para paliar el impacto de coronavirus de manera que USCIS pueda seguir cumpliendo sus misiones sin despidos temporales”, dijo Leahy.