Por qué beber agua te ayuda a perder peso

Sabemos que el consumo de agua es importante para nuestra salud, ya que nos ayuda a estar hidratados, es esencial para el cuerpo es parte de sus necesidades diarias. Pero el aumentar solo un poco tu consumo puede ayudarte a perder peso.

Disminuye tu consumo de grasas azúcar, sodio y colesterol
Un estudio publicado en el Journal of Human Nutrition and Dietetics descubrió que con aumentar el consumo de agua simple podemos controlar nuestro peso y reducir la ingesta de azúcar, sodio y grasas saturadas.

Las personas que aumentaron su consumo de agua por una, dos o tres tazas al día redujeron su consumo total de 68 a 205 calorías diarias y su ingesta de sodio por 78 a 235 miligramos. También consumieron 5 gramos a casi 18 gramos menos de azúcar y disminuyeron su consumo de colesterol en 7 a 21 miligramos por día.

Los participantes consumieron un promedio de aproximadamente 4.2 tazas de agua simple, un poco más del 30% de su consumo total de agua.

Permite sentirse lleno con menos calorías
Lo peor que puede pasar cuando intentas bajar de peso es sentir hambre entre comidas, todo el tiempo.

El agua ayuda a aumentar el volumen de sus comidas, a sentirte lleno y así tu cerebro recibirá la indicación de saciedad. La señal se recibe después de 20 minutos, por ello debes comer sin prisa.

Ayuda a quemar grasa
El cuerpo necesita agua para metabolizar adecuadamente las grasas o carbohidratos almacenados

¿Deshidratación o hambre?
Si tienes una sensación de hambre entre comidas podrías estar confundiendo la deshidratación con el hambre. Toma un poco de agua y espera 20 minutos para ver si tu hambre disminuye.

La confusión ocurre en el hipotálamo, la parte del cerebro que regula tanto el apetito como la sed. Cuando se establece la deshidratación, los cables se cruzan en el hipotálamo, explica Alissa Rumsey, portavoz de la Academia Estadounidense de Nutrición y Dietética.