¿Arruino mi auto si cruzo charcos profundos de agua?

La práctica de conducir sobre un charco de agua o una calle inundada es conocida como aquaplaning (también nombrada acuaplaneo o hidroplaneo).

Cuando un auto viaja a una velocidad semi-rápida o rápida sobre un nivel de agua con algunas pulgadas de altura, el líquido rodea los neumáticos causando que la llantas dejen de tocar el suelo, aunque sea por unos breves segundos.

Esto puede crear una barrera entre las llantas y el suelo, provocando que el conductor pierda control del auto y, en el peor de los casos, impedir que el vehículo se detenga con la ayuda de los frenos.

Aunque algunos neumáticos están diseñados para abrirse paso entre el agua y dirigir el líquido hacia los lados, basta con que haya solo poca agua para que las llantas pierdan algo de tracción sobre el suelo.

Ver artículo completo AQUÍ