Autos que no deberías comprar en México por ningún motivo

Una de las principales características a considerar a la hora de comprar un auto nuevo es la seguridad. Es que no es suficiente tener un diseño “bonito” o una gran potencia en el vehículo, la seguridad del conductor y de los acompañantes es primordial a la hora de abordar un auto.

Si bien en México hay toda una gama de opciones para elegir autos, incluso con tecnología híbrida o completamente eléctricos, la seguridad de algunos carros que actualmente están en circulación queda en tela de juicio. Es que a 3 años de haberse emitido la norma oficial NOM-194-SCFI-2015, la cual establece que a partir del 2019 los autos nuevos que se comercialicen y los modelos ya existentes deberán contar con frenos antibloqueo (ABS) y validar las pruebas de impacto lateral y frontal, aún hay modelos que no cumplen con este requerimiento.

Según el portal en español Motorpasión México, “En México todavía hay tres modelos sin frenos ABS en sus versiones base: Hyundai Grand I10, Dodge Attitude y Nissan March”.

Otra característica importante a considerar en materia de seguridad es el Control electrónico de estabilidad (ESC), sistema que ayuda a impedir que se pierda el control en la tracción del coche en situaciones de riesgo en el camino. En Estados Unidos este requerimiento en los automóviles es obligatorio desde el año 2009 y en Europa a partir del 2014. Es por ello que el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP), organización encargada de evaluar la seguridad de los autos nuevos, recomienda nunca comprar automóviles que no cuenten con ESC.

Ver artículo completo AQUÍ