Nissan Versa 2020: práctico y económico

Con 1.600 CC y 4 cilindros el Nissan Versa es quizás el carro de combustible ideal para quienes tienen que recorrer largos trayectos hacia su trabajo.

No es un auto con mucho empuje pero cumple con su misión sin problema. En otras palabras, te lleva a donde quieras, no gasta mucha gasolina y viene con un buen número de ayudas de manejo que te hacen sentir seguro al volante: tiene monitor de punto ciego, frenado automático al detectar un transeúnte, asistente que te avisa si te estás saliendo de tu carril y ABS que no deja bloquear la dirección cuando frenas de manera abrupta. Eso, en su modelo SR -el más completo de 3 de la marca para su línea 2020- que cuesta $21,400 si le adicionas los $895 que vale el paquete de conveniencia (con sillas con calefacción y control de navegación inteligente).

Pero su modelo básico con caja de cambios manual inicia en $14,730 y trae algunos de los sistemas anteriores incluidos, lo que lo hace una alternativa muy interesante para quien quiera un carro nuevo de menos de $20,000.

Su interior es curioso, algo caricaturesco, como si las piezas no pertenecieran a la misma colección. En su versión más completa -la que probamos- viene con un tablero central con acabados de cuero y puntadas a la vista que le dan un toque sobrio e incluso con un timón de diseño deportivo hexagonal.

Tiene un compartimento central bastante pequeño al que no le cabe mucho en forma de P que te deja apoyar el codo cuando llevas la mano a la palanca de comandos. Es uno de cuatro carros populares que la marca rediseñó el año pasado, pensado para uno de los 5 millones de consumidores que todavía compran sedanes en EEUU.

Atrás te caben dos pasajeros cómodos (hasta tres) sin preocuparte por que les estés apretando las piernas con la silla delantera o que sus cabezas queden inclinadas por el techo y una cajuela amplia para meter casi todo lo que se te ocurra. De hecho el auto es un poco más ancho y largo que el modelo anterior.

Ver artículo completo AQUÍ