¡Un milagro!: restauran un Dodge Challenger quemado y las imágenes te dejaran impresionado

Restaurar un auto puede tomar días, meses e incluso años, pero destruirlo por completo puede tomar tan solo unos minutos.

Un ejemplo de factores que pueden causar la destrucción rápida de un automóvil, o cualquier otro objeto, son los incendios.

Hace algunos meses, cuando los incendios de California arrasaban con todo lo que encontraban por su paso, se supo del caso de un enfermero que sacrificó su camioneta Toyota para salvar a pacientes de un hospital. Tiempo después, su acto heroico conmovió tanto al fabricante japonés que un nuevo ejemplar le fue obsequiado.

Pero, ¿qué pasó con todos esos autos que fueron o han sido consumidos por el fuego?

Recientemente, un canal de YouTube que se dedica a la restauración de autos publicó un trabajo de hojalatería que se creía hasta entonces casi imposible de realizar.

Ver artículo completo AQUÍ