Conor McGregor no podrá pelear en seis meses luego de su derrota ante Poirier

Conor McGregor podría perderse hasta seis meses de actividad en 2021 como resultado de su devastador nocaut ante Dustin Poirier.

El irlandés fue noqueado por primera vez en su carrera de MMA cuando “The Diamond” lo golpeó en el segundo asalto de su pelea de UFC 257.

El ex campeón mundial de dos pesos quedó prácticamente incapacitado por una serie de patadas de Poirier y, de hecho, salió cojeando del Etihad Arena con muletas.
Debido al hecho de que fue noqueado, McGregor tendrá que cumplir una suspensión médica obligatoria de 45 días para permitir que su cuerpo se recupere.

Sin embargo, el médico consideró oportuno emitir una suspensión de 180 días debido a cualquier posible lesión en el peroné o la tibia en su pierna derecha. Sin embargo, si un médico avala a ‘The Notorious’ en este período de tiempo, podrá regresar.

McGregor venció a Donald ‘Cowboy’ Cerrone en enero de 2020, que se suponía que sería el comienzo de su ‘temporada’ el año pasado, pero la pandemia de COVID-19 y los problemas con el jefe de UFC, Dana White, detuvieron su actividad.

Si va a regresar al octágono este año, McGregor necesitará el permiso de un médico y luego el aval del UFC para hacerle una pelea que satisfaga sus deseos de campeonato.