El Barça va a por Neymar

Las relaciones del Barcelona con el PSG se han erosionado con el tiempo, sobre todo desde la llegada del poderoso emir qatarí Tamim bin Hamad Al-Thani, hasta el punto de que no necesita dinero para hacer rodar y vencer a su club a nivel nacional. Ya le advirtió el jeque al expresidente azulgrana Sandro Rosell en 2014 que con ellos no se jugaba, entre otras porque al Barça lo patrocinaba por entonces la empresa gubernamental Sport Qatar Investment, que le aportaba 32 millones por curso. Luego llegaron los rifirrafes por Thiago, Marquinhos y hasta Di María, jugadores pretendidos en el Camp Nou que fueron prohibidos porque así lo decidió el París Saint-Germain sin opción a negociar. Incluso le dolió al club —porque desfiguró un equipo hecho— que pagara los 222 millones de la cláusula de Neymar, por más que regeneraron unas arcas apolilladas. Pero el círculo de Ney podría completarse tres años más tarde.

Ver artículo completo AQUÍ