La promesa cumplida del ‘Turco’ Mohamed a su hijo fallecido es la mejor historia de la gran final

No cabe duda que en todas las proezas deportivas siempre hay una historia humana detrás que tiene mucho más significado y el título del Monterrey en el Estadio Azteca de ninguna manera es la excepción.

Durante el Mundial de 2006 Antonio Mohamed y su hijo sufrieron un accidente automovilístico en el cual, lamentablemente el pequeño Farid falleció. Él era un gran fanático de los Rayados de Monterrey, pues nació ahí y el ‘Turco’ le prometió hacer campeón a su equipo.

Ver artículo completo AQUÍ