París espera: Tras Tokio, deportistas ansían Juegos de 2024

Esa frase llena de promesas ha sido un salvavidas para los deportistas que lidiaron, lo mejor que pudieron, con las restricciones complejas de unos Juegos de Tokio azotados por la pandemia de coronavirus —la cual afectó severamente su experiencia olímpica y los dejó deseando más.
Ante la imposibilidad de ser acompañados por amigos y familiares a Japón, luego tener que competir en estadios vacíos y no poder pasear por Tokio, algunos deportistas empezaron a soñar despiertos con el encuentro olímpico en la capital francesa de 2024. En caso de que el COVID-19 haya sido controlado para entonces, los Juegos de París podrían convertirse rápidamente en un evento festivo. De antemano es palpable un entusiasmo reprimido entre los deportistas para compensar la situación decepcionante que vivieron en Tokio.
“Cuando todo inicie en París, yo diré ’OK, vaya, esta es una energía completamente distinta. Esto es’”, declaró la skateboarder estadounidense Mariah Duran. “Quizá fue necesario que yo tuviera un aperitivo antes del platillo principal”.
Por ahora, las autoridades de París le apuestan a que la pandemia haya desaparecido cuando sea su turno de albergar los Juegos Olímpicos.
“Normalmente, ellos pueden irse de juerga”, declaró la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, el domingo por televisión en Francia cuando Tokio entregó la estafeta.
Pero si acaso el coronavirus sigue arruinando los planes trazados escrupulosamente, entonces Tokio habrá servido de modelo sobre cómo llevar a cabo unos Juegos Olímpicos pese a un alza de contagios. El virus limitó los Juegos a su ingrediente más elemental: las competencias. Sin espectadores. Sin fiestas por toda la ciudad. Muy pocas oportunidades de socialización entre los deportistas y sus anfitriones. Las autoridades de París observaron muy de cerca y afirmaron que si bien esperan lo mejor, también harán planes para el peor escenario.