Aumenta a siete el número de muertos en el tiroteo ocurrido en el oeste de Texas

A city of Odessa police car, left, and a U.S. mail vehicle, right, which were involved in Saturday's shooting, are pictured outside the Cinergy entertainment center, Sunday, Sept. 1, 2019, in Odessa, Texas. The death toll in the West Texas shooting rampage increased Sunday as authorities investigated why a man stopped by state troopers for failing to signal a left turn opened fire on them and fled, shooting over a dozen people as he drove before being killed by officers outside a movie theater. (AP Photo/Sue Ogrocki)

La policía de Odessa informó este domingo por la mañana que el saldo de fallecidos en los tiroteos ocurridos el sábado en el oeste de Texas aumentó de cinco a siete personas.

El atacante arremetió contra decenas de personas «al azar» —este domingo suaban 22 personas — tras una parada de tránsito en Midland, otra ciudad del oeste del estado.

El jefe de la Policía de Odessa, Michael Gerke, informó que los muertos tenían edades de los 15 a 57 años, y que entre los heridos está una niña de 17 meses de nacida, llamada Anderson Davis. Ella recibió el impacto de un fragmento de bala en su pecho y en su cara, pero se encuentra estable. Este lunes será sometida a una operación para retirarle el pedazo de bala del pecho.

Muchas de las víctimas siguen siendo atendidas en hospitales locales, entre ellos el Odessa Regional Medical Center, que recibió a cinco personas, dos de las cuales siguen en condición crítica, dijo a medios Madison Tate, una vocera del centro de salud.

Ver artículo completo AQUÍ