Cuatro razones que explican la gravedad del regreso a las armas de las FARC en Colombia

Regresa la guerra, se oxigena la ultraderecha y Venezuela se consolida como aliviadero de las guerrillas. Para el periodista colombiano Daniel Coronell, estas son algunas de las consecuencias que podría traer consigo la decisión de volver a las armas anunciada el jueves por parte del alto mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Para Colombia y para el proceso de paz es muy grave lo que ha pasado por tres cosas: primero, por la calidad más que por la cantidad de guerrilleros que han decidido volver a las armas; segundo, por el posible retorno de la guerra y, aún más, del terrorismo a las ciudades colombianas; y tercero, porque es un respiro para la ultraderecha y termina dándole la razón, en un momento en que parecía estar contra la pared políticamente.

El vocero, Iván Márquez, fue el principal negociador de las FARC en los acuerdos de paz de La Habana. Es el guerrillero vivo con más experiencia en procesos de paz. Desde el año 1985 participó en un proceso de paz con el gobierno de Belisario Betancourt y él mismo se convirtió en representante a la cámara por la Unión Patriótica, un movimiento en el que participaron las FARC con sectores legales de la izquierda colombiana, y que terminó en medio de un sacrificio de miles de personas que pertenecían a ese movimiento y que fueron asesinadas, una a una, por lo que en Colombia se llama “la mano negra” –es decir, nadie responde por esos crímenes.

Ver artículo completo AQUÍ