Demócratas hacen historia con victoria en Georgia y se acercan a mayoría en Senado

El demócrata Raphael Warnock ganó una de las dos segunda vuelta del Senado de Georgia, convirtiéndose en el primer senador negro en la historia de su estado y poniendo la mayoría del Senado al alcance del partido.

Un pastor que pasó los últimos 15 años dirigiendo la iglesia de Atlanta donde predicó Martin Luther King Jr., Warnock derrotó a la actual republicana Kelly Loeffler. Fue una dura reprimenda del presidente saliente Donald Trump, quien hizo uno de sus últimos viajes en el cargo a Georgia para reunir a su base leal detrás de Loeffler y el republicano que se postula para el otro escaño, David Perdue.

El enfoque ahora cambia a la segunda carrera entre Perdue y el demócrata Jon Ossoff. Los candidatos estaban atrapados en una carrera apretada y era demasiado pronto para llamar a un ganador. De acuerdo con la ley de Georgia, un candidato rezagado puede solicitar un recuento cuando el margen de una elección es menor o igual a 0,5 puntos porcentuales.

Si Ossoff gana, los demócratas tendrán el control total del Congreso, fortaleciendo la posición del presidente electo Joe Biden mientras se prepara para asumir el cargo el 20 de enero.

La victoria de Warnock es símbolo de un cambio sorprendente en la política de Georgia a medida que el creciente número de votantes con educación universitaria diversa ejerce su poder en el corazón del sur profundo.