El empeño republicano en conocer al denunciante de Trump termina en una pelea a gritos en el Congreso

“La resolución presentada por la presidenta Pelosi confirma que el ‘impeachment’ de los demócratas de la Cámara de Representantes ha sido un engaño ilegítimo desde el principio y que carece de toda autorización apropiada por un voto pleno”, indicó en un comunicado la portavoz de la presidencia Stephanie Grisham.

La reacción se produjo poco después de que se conociera el texto de la resolución que se someterá a votación el jueves para reglamentar la próxima fase del proceso que empezó hace cinco semanas con la declaración de Nancy Pelosi.

“La Casa Blanca está impedida de participar en lo absoluto, hasta después de que el presidente (del comité de Inteligencia Adam) Schiff conduzca dos rondas de audiencias unilaterales para generar un reporte parcializado para el comité Judicial. Incluso entonces, los derechos de la Casa Blanca permanecen indefinidos, poco claros e inciertos, porque esas reglas todavía no han sido escritas”. Indica Graham.

Desde la presidencia se asegura que la resolución no cambiará “el hecho Dedamental” que los demócratas están negándole el debido proceso a la administración, lo cual presagia que la Casa Blanca planifica seguir oponiéndose a colaborar con el proceso. (La resolución incluye el derecho de los abogados del presidente a presenciar las audiencias y a los republicanos a promover sus testigos)

Ver artículo completo AQUÍ