El Gobierno suspendió por 30 días todos los vuelos internacionales provenientes de zonas afectadas por el coronavirus

El Gobierno suspendió todos los vuelos internacionales procedentes de los países afectados por el coronavirus. La medida quedó oficializada a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Se extiende por el plazo de 30 días y refiere a las frecuencias programadas para viajar desde China, Corea del Sur, Japón, Irán, Estados Unidos y todos los países de Europa.

Según supo Infobae, hasta el próximo lunes inclusive podrán volar todas las compañías provenientes desde esos destinos y a partir del martes 17, solamente tendrán el permiso de hacerlo los vuelos operados por Aerolíneas Argentinas.

En cadena nacional, el presidente Alberto Fernández se refirió a la restricción y aseguró que “se implementarán medidas para facilitar el regreso de dichos países de los residentes en la Argentina”.

Las decisión forma parte de las estrategias precautorias dispuestas ante la propagación global del COVID-19. En principio, la cancelación temporaria tendrá vigencia por un mes, aunque podría llegarse a prolongar. “La autoridad de aplicación podrá prorrogar o abreviar el plazo dispuesto, en atención a la evolución de la situación epidemiológica”, se comunica en el decreto firmado por el Presidente y los ministros del gabinete.

En el artículo 9 del DNU, no obstante, se deja abierta una posibilidad de regreso al país. “La autoridad de aplicación también podrá disponer excepciones a fin de facilitar el regreso de las personas residentes en el país, aplicando todas las medidas preventivas correspondientes, y para atender otras circunstancias de necesidad”, aclara.

Ver artículo completo AQUÍ