El IRS envía otros 2 millones de cheques de estímulo, incluyendo más pagos “compensatorios”

 

Otros dos millones de cheques de estímulo de $1,400 fueron enviados por el Servicio de Rentas Internas (IRS), los cuales deben haber sido depositados en las cuentas bancarias este 21 de abril para las personas elegibles que solicitaron este tipo de envío.
Este nuevo tramo, el sexto dentro del desembolso de este tercer cheque de estímulo aprobado en el más reciente paquete de ayudas —el Plan de Rescate Estadounidense de $1.9 billones (trillions en inglés)—, incluye 700,000 cheques “compensatorios” o plus-up para las personas a las que el IRS había enviado anteriormente un cheque por un monto menor al que eran elegibles.
Ello se produjo, por ejemplo, si la persona presentó recientemente una declaración de impuestos con sus ingresos del 2020 y el IRS se percató de que le correspondía una cantidad mayor porque sufrió un golpe financiero por la pandemia del coronavirus.
“Este sexto tramo de pagos comenzó a ser procesado el viernes 16 de abril con una fecha de pago oficial del 21 de abril”, dijo el IRS en un comunicado sobre los más recientes cheques. En este tramo fueron enviados cheques de estímulo por $3,400 millones.
Estas son las personas que los deben haber recibido o están por recibirlos si fueron enviados de forma física por correo:
1.-Casi 700,000 cheques de estímulo para “los individuos para los cuales el IRS no tenía previamente información sobre el ‘pago de impacto económico’ pero recientemente presentaron su declaración de impuestos”.
2.- Otros 700,000 cheques “compensatorios” o plus-up, es decir, para “las personas que previamente este año recibieron sus pagos en base a las declaraciones de impuestos del 2019, pero son elegibles a un pago nuevo por un monto mayor de acuerdo con su recientemente procesada declaración del 2020”.
Es importante saber que no se trata de otro cheque por $1,400, sino que es un pago para compensar lo que la persona no recibió a pesar de ser elegible al tomar en consideración su declaración de impuestos del 2020.
Por ejemplo, una persona cuyos ingresos bajaron significativamente el año pasado y era elegible a los $1,400 en su totalidad, pero el IRS había restado una porción tomando en cuenta ingresos más altos previos a la pandemia.