Huracán Iota azota a una Centroamérica

Los vientos del poderoso huracán Iota de 160 millas por hora (260 kilómetros por hora) comenzaron a azotar la noche de este lunes la costa noreste de Nicaragua, acompañados de lluvias torrenciales en una región que hace apenas unas dos semanas fue golpeada por el ciclón Eta.
«Es el huracán más potente que ha tocado tierra nicaragüense», dijo en rueda de prensa Marcio Baca, director de meteorología de Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), en momentos en que la parte delantera de Iota ya entraba al país.
Iota tocó tierra cerca de Haulover, a unas 50 millas de donde lo hizo recientemente el huracán Eta, como huracán categoría 4, con vientos máximos sostenidos de 155 millas por hora (250 Km/h).
En Haulover habitan unas 350 familias con 1,750 personas, en su mayoría indígenas de origen miskito, una comunidad dedicada a la pesca artesanal y al turismo.
«No hay precedentes históricos de que dos huracanes del Atlántico de al menos categoría 4 golpeen el mismo lugar con solo dos semanas de diferencia, incluso en el pico de la temporada en septiembre, mucho menos en noviembre», explicó a Univision Noticias el experto meteorólogo Jeff Masters de Yale Climate Connection.
«Iota es mucho más grande que Eta. Será otra catástrofe», agrego Masters sobre estos huracanes, apenas dos de las 30 tormentas nombradas en la actual temporada récord en el Atlántico.
Iota lleva consigo vientos catastróficos, marejadas que pueden poner en peligro la vida y lluvias torrenciales en Centroamérica, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en la noche de este lunes.
El sistema seguirá su desplazándose tierra adentro en dirección oeste, rumbo al triángulo minero del país, hasta donde llegará como un ciclón de menor intensidad, previeron las autoridades.