‘Impeachment’: Demócratas dan pruebas contra Trump para sustentar argumento de abuso de poder

El equipo de fiscales demócratas protagonizó este jueves su segundo día de presentaciones en el juicio político contra el presidente, Donald Trump, en medio de riñas partidistas y lejos de un acuerdo con los republicanos sobre si incluir más testigos y documentos en el proceso.

Apoyándose en lecciones de historia y presentaciones con documentos, videos y diapositivas, el equipo de siete fiscales continuó hilvanando este jueves sus argumentos, centrándose en el primer cargo contra Trump por su presunto abuso de poder, además de detallar el marco constitucional para su posible destitución.

Desde el atril, el legislador demócrata por Nueva York, Jerrold Nadler, ofreció un repaso breve de los únicos otros dos juicios políticos en la historia de Estados Unidos: los de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998.

Nadler argumentó que las irregularidades presuntamente cometidas por Trump superan incluso las cometidas por el expresidente republicano, Richard Nixon.

Nixon renunció al cargo en 1974 poco después de que el Comité Judicial de la Cámara de Representantes aprobase tres cargos en su contra -por el escándalo conocido como “Watergate”- para que fuese sometido a un juicio político, o impeachment. Nixon renunció antes del voto definitivo.

“Ningún presidente ha usado su cargo para obligar a otra nación a ayudarle a hacer trampa en nuestras elecciones… la conducta del presidente es equivocada, ilegal, peligrosa”, advirtió Nadler. “Esta conducta no se trata de poner a EEUU primero; esta conducta es poner a Donald Trump primero”.

El legislador demócrata, Adam Schiff, líder del equipo de fiscales, concluyó la jornada de nueve horas tal como la comenzó: con la advertencia de que Trump violó la ley, representa una amenaza para la seguridad nacional y, en su opinión, debe ser destituido.

Ver artículo completo AQUÍ