Jair Bolsonaro aseguró que Brasil termina el año “sin denuncias de corrupción”, pese a los escándalos de su hijo y un ministro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pronunció su primer mensaje de Navidad y apeló a los valores de la familia tradicional, a Dios y al Ejército, pilares de un Gobierno que, según él, ya ha realizado “algunas conquistas” en su casi primer año en el poder.

“El Gobierno cambió. Hoy tenemos un presidente que valora la familia, respeta la voluntad de su pueblo, honra a sus militares y cree en Dios”, dijo el mandatario en su alocución de 2 minutos y 45 segundos, emitida por televisión y radio y en la que apareció acompañado por la primera dama, Michelle Bolsonaro, quien vestía una prenda con el nombre “Jesús”.

En su mensaje navideño, también aseguró que terminan 2019 sin denuncias de corrupción, si bien obvió las acusaciones formales contra su ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antonio, al que mantiene en el cargo, y el escándalo que envuelve a uno de sus hijos.

“Estamos terminando 2019 sin ninguna denuncia de corrupción, el mundo volvió a confiar no Brasil, el perfil ideológico dejó de existir en nuestras relaciones comerciales”, garantizó.

La Fiscalía de Brasil acusa al ministro de Turismo de promover “candidatos fantasma” en el estado de Minas Gerais (sureste) con la intención de aumentar los recursos del “fondo partidario”, constituido con dinero público y destinado a financiar campañas políticas. Bolsonaro ha abierto la puerta a una posible destitución en caso de que los tribunales acepten los cargos.

Ver artículo completo AQUÍ