Lo que se sabe del asesinato del presidente de Haití

Un grupo de hombres armados asesinó al presidente haitiano Jovenel Moïse e hirió a su esposa durante un ataque en su casa a primeras horas del miércoles, generando aun más caos en el país caribeño, ya asolado por la violencia de pandillas, una fuerte inflación y protestas contra un gobierno cada vez más autoritario.

El primer ministro interino Claude Joseph, quien confirmó el asesinato, dijo que la policía y el ejército tenían el control de la seguridad en Haití, el país más pobre del continente americano y cuyo historial de dictaduras y agitación política han obstaculizado desde hace mucho tiempo la consolidación de un régimen democrático.

En entrevista con The Associated Press, Joseph se pronunció por una investigación internacional sobre el asesinato, dijo que deben efectuarse las elecciones programadas para este año y se comprometió a trabajar por igual con los aliados y oponentes de Moïse.

“Necesitamos que todos y cada uno contribuyan a que el país avance”, manifestó Joseph. En palabras dirigidas a los enemigos del presidente, Joseph lo describió como “un hombre de valor” que se opuso a “algunos oligarcas del país, y creemos que esos aspectos no carecen de consecuencias”.