Muerte de joven negro en Atlanta genera más protestas

Rayshard Brooks, el hombre negro que falleció el pasado viernes en un forcejeo con dos policías que intentaban detenerlo en Atlanta, Georgia, murió desangrado y debido a una insuficiencia orgánica, de acuerdo con el informe de la autopsia revelado este domingo.

La oficina del médico forense del condado de Fulton examinó el cuerpo de Brooks, constatando que recibió dos disparos en la espalda. Las heridas le causaron daños en los órganos y pérdida de sangre, dice el reporte oficial. La forma de la muerte está catalogada como homicidio.

El asesinato del afroestatounidense de 27 años, padre de cuatro hijos, reavivó las protestas por la muerte de George Floyd, ocurrida el 25 de mayo a manos de un policía en Minneapolis, y provocó la dimisión de la jefa de la policía.

Brooks se había quedado dormido dentro de su auto bloqueando el carril de servicio de comida para llevar del Wendy’s. El video de la policía de Atlanta publicado el domingo muestra cómo durante un control de alcoholemia fuera del restaurante, aparentemente rutinario, la situación se sale de control cuando el hombre se resiste al arresto y termina en un tiroteo.

Tras conocerse la muerte del afroestadounidense, decenas de personas salieron el sábado las calles de Atlanta a protestar por este nuevo episodio de abuso policiaco. El restaurante donde Brooks fue baleado fue incendiado por los manifestantes el sábado.

Leer más AQUI