Nueva York comenzó a vacunar contra COVID-19

Luego de 10 meses enfrentando la pandemia del coronavirus y lidiando con una elevada segunda ola de contagios que no se detiene, Nueva York se registró un hecho histórico: en el Centro Médico Judío de Long Island, en Queens, fue vacunada con el nuevo fármaco desarrollado por Pfizer y BioNTech la primera persona en todo el país. Se trató de Sandra Lindsay una enfermera de la unidad de cuidados intensivos de ese centro de salud.

“Me siento muy bien. Espero que esto marque el comienzo y el final de una época muy dolorosa en nuestra historia”, dijo Lindsay quien se convirtió en la primera profesional del área de la salud en la Gran Manzana en ser inoculada con la vacuna, exactamente a las 9:23 de la mañana.

“No he sentido nada distinto con esta inyección, lo único es una renovada esperanza“, agregó.

El gobernador Andrew Cuomo, quien validó que el estado ya recibió el primer lote de dosis que tendrá como objetivo específico inmunizar a los trabajadores hospitalarios de alto riesgo y a los internos de asilos de ancianos, indicó que toda una maquinaria de funcionarios estuvo desde muy temprano tratando de aplicar la mayor cantidad de vacunas posibles.

“Vivimos un día emocionante. Creo que esta es el arma que pondrá fin a la guerra. Tenemos aviones, trenes y automóviles moviendo esto por todo el estado en este momento. Queremos que este plan avance muy rápidamente”, puntualizó el mandatario estatal.

La noticia de la vacuna llega en un momento muy dramático para Nueva York, en donde incluso surge la posibilidad de un cierre económico generalizado, por un alza de casos en un promedio de 72% en las últimas semanas. Además, un ascenso en el número de hospitalizaciones que ha obligado a cancelar las operaciones electivas para aumentar la capacidad de los centros de salud.

La primera dosis del nuevo suero de anticuerpos contra el COVID-19 en el país, se aplicó coincidencialmente en este condado de la ciudad de Nueva York que fue el “epicentro del epicentro” de la pandemia  entre abril y mayo, en donde se concentró el mayor número de casos y muertes en todo el país. Allí, nuevamente, los pacientes con complicaciones siguen reputando