¿Qué pasará esta semana con los planes para nuevas ayudas?

La líder demócrata Nancy Pelosi puso como plazo este martes para alcanzar un acuerdo sobre un amplio paquete de ayudas económicas que pueda ser aprobado antes de las elecciones del 3 de noviembre, lo que luce cuesta arriba en medio de las persistentes diferencias sobre puntos clave con la Casa Blanca y los planes de los republicanos en el Senado de votar esta semana un paquete menos ambicioso.

El negociador de la Casa Blanca y secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y Pelosi han logrado recientemente un avance en las negociaciones que llevan meses entrampadas. Sin embargo, las declaraciones de Pelosi este domingo sugieren que la brecha entre ambas partes todavía es significativa.

Si antes la discordia se centraba principalmente en el monto al que debería ascender un eventual plan de ayudas, ahora se enfoca más bien en el lenguaje de redacción de puntos cruciales para los demócratas, como por ejemplo reforzar los planes para la realización de pruebas de detección del coronavirus y el rastreo de contactos.

Mnuchin había dicho la semana pasada que alcanzaron coincidencias en ello y que harían solo una «leve edición» a lo escrito por los demócratas. Pero Pelosi reclamó que se trató de modificaciones «profundas».

«Lo que buscamos es claridad porque, con todo el respeto a algunas de las personas en la administración Trump, ellos no son legisladores. Así que cuando dicen: ‘Aceptamos el lenguaje sobre las pruebas’ o ‘solo estamos haciendo un ligero cambio’, han cambiado ‘debe’ por ‘debería’, ‘requerimientos’ por ‘recomendaciones, un ‘plan’ por ‘estrategia’…», dijo Pelosi al programa This Week de ABC.

Se supone que Pelosi y Mnuchin conversen nuevamente cuando antes para poder lograr un pacto antes del martes. Pero ello también luce difícil porque el jefe del Tesoro estará de viaje laboral en Oriente Medio hasta el 20 de octubre.

Mientras tanto, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, va por una cuerda distinta a la de la Casa Blanca, en parte porque se opone a un paquete abarcador que pueda afectar el déficit presupuestario de Estados Unidos. Este fin de semana reiteró su plan de llevar a votación esta semana una iniciativa por una suma reducida.