Sangriento motín en Brasil: comenzó el traslado de los presos implicados en la masacre

El Gobierno del estado amazónico de Pará, situado en el norte de Brasil, comenzó la transferencia de 46 presos por su implicación en la masacre que el lunes dejó 57 muertos en un complejo carcelario tras un enfrentamiento entre bandas rivales.

La sangrienta disputa en el Centro de Recuperación Regional de la localidad de Altamira entre las facciones criminales Comando Rojo y Comando Clase A, del PCC, acabó con 16 reclusos decapitados y otros 41 que perecieron debido al humo que se extendió por el complejo después de que los atacantes prendieran fuego al lugar.

Ver artículo completo AQUÍ