Tensión en Chile: 9.000 militares custodian las calles y los supermercados no abrieron por temor a nuevos saqueos

El Gobierno de Chile mantiene su apuesta por las Fuerzas Armadas para devolver el orden al país, alterado por violentos actos vandálicos que se multiplicaron este sábado por distintos puntos del territorio y que ya han causado al menos tres muertos.

La militarización del país ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes violentos en los que derivó desde el pasado viernes la radicalización de la protesta ciudadana contra el alza del precio del metro. Según el ministro de Defensa de Chile, Alberto Espina, 9.000 militares cubren las 136 estaciones de metro y 43 instalaciones de infraestructura crítica, como distribución de agua, electricidad, combustible y gas, talleres del metro o aeropuertos. “Las fuerzas armadas se han concentrado en proteger las instalaciones básicas”, afirmó.

“Van a cumplir con su deber de manera rigurosa y respetuosa. Cuentan con todo el respaldo del presidente para actuar con todos los medios a su disposición”, agregó.

Las fuerzas de seguridad se vieron sobrepasadas por la multitud de actos vandálicos que estallaban en puntos muy diversos de la capital de Santiago, entre incendios en estaciones de metro, barricadas, e infinidad de saqueos en comercios, supermercados, bancos y hoteles.

Ver artículo completo AQUÍ