TRAS GRAVE CRISIS, GOBERNADOR DE PUERTO RICO RENUNCIÓ La primavera puertorriqueña

“¡Ricky, renuncia!”, fue el grito que durante doce días se escuchó en todos los rincones de Puerto Rico y que el miércoles a medianoche fue acatado por el gobernador, Ricardo Rosselló, conocido como Ricky, quien en un mensaje de poco más de diez minutos anunció: “Mi renuncia se hará efectiva a partir del 2 de agosto”. Ricky es el primer gobernador en renunciar en la historia de la isla y lo hace por cuenta de la protesta social.

Durante dos semanas, miles de puertorriqueños salieron a las calles para protestar por un penoso chat en la red Telegram, en el que el gobernador y sus colaboradores insultan y se burlan de compañeros de partido, oposición, mujeres y miembros de la comunidad LGBTI, además de las víctimas del huracán María y por el manejo de las finanzas de la isla. Aunque en su mensaje de renuncia Rosselló aseguró que Puerto Rico estaba en un camino de progreso inédito gracias a su “trabajo arduo y desinteresado”, lo cierto es que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico está quebrado: el gobernador se va, pero deja una deuda de cerca de US$75.000 millones y una gestión “dudosa”.

Ver artículo completo AQUÍ