Tras México y Guatemala, Trump busca ahora convertir a Panamá en ‘tercer país seguro’ pero el presidente Cortizo lo descarta

CIUDAD JUAREZ, MEXICO - JUNE 05: Migrants from Cameroon use their cell phones as they relax at the Albergue Para Migrantes El Buen Samaritano while waiting to have their number on a waiting list that is months long to be called to have an initial interview with an United States asylum officer on June 05, 2019 in Ciudad Juarez, Mexico. For the third month in a row, detentions along the United States border topped 100,000 people. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

La cruzada del gobierno de Donald Trump por reducir el número de personas que tocan la puerta de Estados Unidos para pedir protección no tiene límites geográficos. Mientras que en la frontera sur, su administración echa mano de reglas y decretos para tratar de disuadir a las familias centroamericanas que, a su juicio, se aprovechan de las «lagunas legales» del sistema estadounidense, en el extranjero ha buscado llegar a tratos, a menudo impulsados por amenazas, para que otros países asuman la responsabilidad de acoger a solicitantes de asilo de otras naciones que se dirigen a EEUU.

Después de intentarlo con los gobiernos de México y Guatemala, Washington tratará ahora de convencer a Panamá de que se convierta en ‘tercer país seguro’ para acoger principalmente a refugiados asiáticos y africanos, según le confirmó una fuente de la Casa Blanca que habló en condición de anonimato al periodista Edwin Pitti de Univision Noticias, en Washington.

Ver artículo completo AQUÍ