Trump devuelve el golpe a China y anuncia subida de aranceles, pese al nerviosismo de los mercados

A worker assembles a motor engine in an SGMW subsidiary factory in Qingdao in east China's Shandong province Monday, April 29, 2019. SGMW is a joint venture between three automakers - SAIC Motor Corporation, Liuzhou Wuling Motors, and GM China. (Photo credit should read YU FANGPING / Barcroft Media via Getty Images)

Apenas minutos después de que la Bolsa de Valores de Nueva York cerrara la jornada con una fuerte caída en sus principales indicadores debido a la al parecer inminente profundización de la guerra comercial entre China y EEUU, el presidente Donald Trump corroboró los temores anunciando la imposición y el aumento de tarifas a Pekín en represalia por una medida similar que tomó el gobierno chino más temprano.

Trump había prometido dar una respuesta a la medida china y lo hizo, como suele hacer, mediante un mensaje publicado en su cuenta Twitter.

“China no debió haber puesto nuevos aranceles a 75 mil millones de dólares a productos de Estados Unidos (¡políticamente motivado!). Desde el 1ero de octubre, los 250 mil millones de dólares en bienes y productos de China, que actualmente se tasan al 25%, serán tasados al 30% (…) Adicionalmente, los restantes 300 mil millones de dólares en bienes y productos de China, que iban a ser tasados desde el 1ero de septiembre al 10%, ahora serán tasados al 15%. ¡Gracias por su atención a este asunto!”, escribió el presidente poco antes de viajar a Francia a la cumbre del G7.

“China no debió haber puesto nuevos aranceles a 75 mil millones de dólares a productos de Estados Unidos (¡políticamente motivado!). Desde el 1ero de octubre, los 250 mil millones de dólares en bienes y productos de China, que actualmente se tasan al 25%, serán tasados al 30% (…) Adicionalmente, los restantes 300 mil millones de dólares en bienes y productos de China, que iban a ser tasados desde el 1ero de septiembre al 10%, ahora serán tasados al 15%. ¡Gracias por su atención a este asunto!”, escribió el presidente poco antes de viajar a Francia a la cumbre del G7.