Trump presiona a los estados para que las escuelas reabran en otoño

El gobierno de Donald Trump insistió este martes en su plan de reabrir las escuelas en otoño, pese al explosivo aumento de casos de coronavirus en gran parte del sur del país, que incluso ha obligado a algunos estados a detener sus programas de reactivación.

En un encuentro con gobernadores y autoridades escolares y de salud de distintos estados, el vicepresidente Mike Pence afirmó que “reabrir el país significa reabrir también las escuelas”.

Más de 50 millones de niños van a la escuela en Estados Unidos y millones de padres han tenido que adaptar sus hogares y sus horarios para cuidarlos y ayudarles en sus tareas escolares, sirviendo de padre, maestro, niñera, consejero, al tiempo que continúan con sus trabajos.

Además, en muchos casos los niños han perdido servicios fundamentales como desayunos gratiutos, servicios médicos y psicológicos.

De esos 50 millones, un cuarto son latinos, y estos son los niños y jóvenes que menos se gradúan de la escuela, los que más la abandonan y los que más faltan a clases, por lo que son los que más pierden al no tener una instrucción directa y una conexión fuerte con sus maestros y sus escuelas.