Una madre admite que ahogó a su hijo de 9 años

Alejandro Ripley, un niño de 9 años con autismo, fue hallado muerto este viernes en Miami (Florida) después de que su madre fingiera su secuestro. Patricia Ripley, de 45 años, se declaró culpable de su muerte. La mujer intentó ahogarlo dos veces en dos canales diferentes de un campo de golf del suroeste de Miami-Dade.

La primera vez fue rescatado por residentes cercanos que escucharon sus gritos pero la segunda vez ya nadie lo ayudó.

La fiscal del estado de Miami-Dade, Hatherine Fernández Rundle, precisó que Ripley se enfrenta a cargos de intento de asesinato y premeditación y está detenida en la cárcel sin fianza. Ningún abogado figura en los registros de la cárcel.

“Desafortunadamente cuando ella lo llevó al segundo canal, no había nadie allí”, aseguró Fernández Rundle en una entrevista con The Associated Press. “Lo intentó una vez, y la gente lo rescató. Estaba vivo. Podría haber seguido vivo. Ella tenía la intención, por todos los hechos del caso, de matarlo”.

Ripley declaró que el niño iba a estar “en un lugar mejor”, según informó este sábado el departamento de policía de Miami-Dade. El menor era autista y no hablaba.

El cuerpo del chico fue rescatado de un canal cerca del Miccosukee Golf & Country Club, a 4 millas (unos 6,4 kilómetros) del lugar donde supuestamente fue secuestrado.

Ver artículo completo AQUÍ