Cómo la arquitectura puede ayudarnos a construir nuevas ciudades con menos ruido

Para la mayoría de la gente incluidos aquellos que planifican las ciudades la idea de contaminación urbana evoca imágenes de humo expulsado por los caños de escape de los autos, esmog, aguas estancadas o sucias, basura y montañas de plástico.

Pero la ciencia ha demostrado que es hora de considerar la contaminación acústica como una amenaza subestimada vinculada a problemas de salud como trastornos del sueño, enfermedades vasculares, desempeño laboral y escolar pobre, e incluso pérdida de la audición.

Ver artículo completo AQUÍ