Contaminando el planeta, una botella a la vez

En días de calor como los de las últimas semanas, resulta muy práctico comprar botellas plásticas de agua para mantenernos hidratados. Y si bien a esta altura, la mayoría de los consumidores son conscientes del impacto negativo que causan al medio ambiente, miles siguen comprando y bebiendo de botellas plásticas descartables, colaborando así con la destrucción del planeta para las generaciones por venir.

Las “prácticas y convenientes” botellitas de plástico tardan alrededor de 1,000 años en “degradarse” en los basureros y oceános, lo cual es diferente a “biodegradarse”, algo que nunca ocurre.

Ver artículo completo AQUÍ