El éxito de una serie japonesa que desafía la cultura de adicción al trabajo

El mes pasado, mientras muchas personas sintonizaban el último episodio de Juego de tronos, Japón disfrutaba con su propio mundo televisivo de fantasía. En él, una mujer se atreve a salir del trabajo a las seis de la tarde en punto.

La determinación de Yui Higashiyama, una gestora de proyectos de treinta y tantos años que no quiere nada más que salir de la oficina y pasar por su bar favorito durante la hora feliz, sacude a la empresa ficticia de diseño web en la que trabaja.

Ver artículo completo AQUÍ