Los grandes beneficios de beber agua con el estómago vacío

El agua es fundamental para la vida y juega un papel clave en el correcto funcionamiento del organismo, es por ello que la hidratación es uno de los hábitos más saludables que podemos practicar. En los últimos años una de las tendencias más populares de salud y bienestar, se refiere a las grandes cualidades curativas que brinda el simple hábito de beber agua a primera hora en la mañana.

Teniendo en cuenta que cerca del 60% del cuerpo está compuesto por agua, es más sencillo entender las razones por las cuales el agua es considerada el nutriente más esencial para la vida. Debido a que el cuerpo no puede producir la suficiente cantidad de agua para cumplir con todas sus tareas, es necesario obtenerla mediante el consumo de bebidas y alimentos. Absolutamente todos los órganos y tejidos dependen del agua, es por ello que interviene en las más importantes funciones como es el caso del transporte de nutrientes, la temperatura y lubricación corporal, el proceso de digestión y el funcionamiento cerebral. Es por ello que vale la pena conocer las bondades que traerá a la salud esta noble costumbre.

Lo que sucede al tomar agua en ayuno:

  1. Hidrata al organismo
    Beber agua al despertar es una extraordinaria manera de rehidratar al organismo después de las horas de sueño, muchas personas relacionan el color de la orina de la mañana con deshidratación; aunque no es un hecho del todo comprobado, es cierto que cuando el cuerpo se siente deshidratado automáticamente se presenta la sed y esto aplica a todas horas del día. ¿Te has despertado a media noche con mucha sed? Es tu organismo evitando deshidratarse. Sin embargo este es una magnífica forma para iniciar el día con los óptimos niveles de hidratación, relajar al sistema digestivo, activar al cerebro y por supuesto para atacar cualquier posible inicio de deshidratación.
  2. Es un tip hábito para comer menos
    El agua tiene un poder saciante importante es por ello un buen aliado para disminuir el consumo de calorías a lo largo del día. Cabe mencionar que esto es un efecto que sucede cuando se consume agua en cualquier horario del día, sin embargo muchas personas lo asocian como una buena costumbre en ayuno para comer menos porciones de alimento, el ritmo metabólico se incrementa hasta en un 24%.
  3. Mejoras en el sistema digestivo
    Diversos estudios han comprobado que el consumo de agua en ayuno a partir del décimo día es un hábito que se asocia con grandes beneficios para desaparecer algunas molestias gastrointestinales como es el caso de la acidez estomacal, el reflujo, la gastritis y la colitis.
  4. Detox intestinal
    El consumo de agua en ayuno en conjunto con una alimentación equilibrada es uno de los mejores remedios para desintoxicar el intestino, sobre todo la parte del colon o intestino grueso sobre todo cuando se le agrega al agua jugo de limón fresco. Gracias a la eliminación de toxinas, líquidos y desechos alojados en el organismo, se mejora considerablemente la absorción de nutrientes, el proceso de digestión, se acelera el tránsito intestinal, mejora la salud intestinal y por ende funciona mucho mejor el sistema inmunológico.
  5. Mejora el funcionamiento renal
    Iniciar el día con agua es la mejor manera de estimular el funcionamiento renal, lo que sucede es que después de las horas de descanso el cuerpo absorbe rápidamente el agua y aumenta la producción de orina, es una buena manera de limpiar los riñones y evitar la formación de piedras.