¿Lucha o felicidad productiva?

Cuando a los veinte años alguien me preguntaba por el trabajo, siempre respondía: “Ahí voy, en la lucha”. Daba al trabajo la denominación de “lucha”, algo completamente alejado del concepto de felicidad. Y considerando que la vida productiva es nuestro segundo mayor tiempo de dedicación (el primero es dormir), imagina el cansancio que implica estar “luchando” una parte tan importante de la existencia.

En las empresas, la gente se desconecta de su pasión porque no tiene mecanismos para lidiar con un mundo corporativo tan volátil, incierto, cambiante y ambiguo como el actual (mundo VUCA, por sus siglas en inglés).

Entonces vemos el incremento del burnout o la fatiga laboral como causa de ansiedad y estrés continuado, que termina afectando la productividad de cualquier compañía.

Ver artículo completo AQUÍ