Por qué la escolaridad a distancia está complicando tanto la vida familiar

Concentrarse en el trabajo es un reto diario de todos los adultos. Pero lograr un trabajo efectivo confinados en el hogar con los hijos y las tareas de la casa, es un verdadero desafío que muy pocos padres están logrando pero que les está rompiendo a pedazos la vida familiar.

La participación de los padres siempre ha sido duramente criticada cuando se revisa el rendimiento escolar de sus hijos, pero justo ahora cuando en todo el país las clases de los hijos se han quedado bajo custodia de los papás, la presión de una buena educación ha subido tanto que muchos consideran que esta es la parte más ruda de lo que se vive en casa en esta pandemia.

Si los niños son pequeños, necesitan ayuda para iniciar sesión en Zoom. Si son escolares se secundaria, necesitan ayuda con el álgebra que su padre no ha visto desde los noventas. La “escuela” en casa termina y entonces los padres necesitan enfocarse en sus propios asuntos del trabajo, o la limpieza de la casa y es cuando se preguntan qué tan malo puede ser dejarle ver el celular durante un buen rato para ayudarle a distraerse.

Existe una preocupación generalizada de que incluso con el aprendizaje remoto, muchos estudiantes regresarán a la escuela muy retrasados de donde habrían de estar si hubieran estado en el aula. Y es que existen otros estudiantes sin una estrecha orientación de los padres, que sin duda se espera que el resultado será aún peor.

Los expertos en educación recomiendan hacer un horario en que pueden ayudar a los niños a llevar su trabajo escolar, casi como cuando los estudiantes llevan su horario escolar en el día. Incluso si se crea un espacio dedicado al estudio, también será más útil el aprendizaje.

Ante todo, frente a los retos de trabajo, casa, familia, dinero y salud, los padres deben tomarse las cosas con calma en estos días de confinamiento si no sale nada como lo tienen planeado. La cuarentena pasará y todo irá volviendo a la normalidad, entonces es debido que desde ahora se tomen las cosas más relajadas.

Ver artículo completo AQUÍ