¿Sabías que llevar una vida demasiado cómoda puede perjudicar tu salud?

Nuestros ancestros no hacían ninguna dieta de adelgazamiento en las que la fuerza de voluntad estuviese implicada, no contaban con los lujos que tenemos hoy en día como luz eléctrica o agua potable con solo abrir un grifo. Tampoco tenían climatización ni supermercados, ni ataques de ansiedad. El estilo de vida moderno nos ha alejado, en relativamente poco tiempo, de la forma en la que se vivía hace años y, biológicamente, nuestro cuerpo ha tenido que hacer una rápida adaptación. ¿Es nuestro estilo de vida acomodado perjudicial para la salud?

Ver artículo completo AQUÍ