300 mil inmigrantes en EEUU quedarán sin TPS

Un tribunal estadounidense dio luz verde al Gobierno de Donald Trump para expulsar a cientos de miles de inmigrantes de cuatro países que habían recibido un estatus de protección por razones humanitarias (TPS).

En un fallo 2-1 que será apelado, la corte de apelaciones del Noveno Circuito dijo que un tribunal federal de San Francisco se equivocó al emitir una orden judicial para proteger de la deportación a unos 300 000 beneficiarios del programa naturales de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

“La decisión de dar a cualquier país un TPS comienza y termina con el secretario de Seguridad Nacional”, dijo la jueza Consuelo Callahan en el fallo.

El TPS ampara a extranjeros residentes en Estados Unidos que por desastres naturales o conflictos armados no pudieran volver de manera segura a sus países.

La ACLU, principal organización de derechos civiles del país, anunció que apelaría la decisión.

“Las viles declaraciones del presidente sobre los poseedores del TPS dejaron perfectamente claro que su administración actuó por animosidad racial”, dijo Ahilan Arulanantham, integrante del equipo demandante.

“La Constitución no permite que la política sea impulsada por el racismo. Pediremos una revisión de la decisión del tribunal”, agregó.

Un total de 417 341 personas de 10 países están amparadas por el TPS actualmente, según las últimas cifras oficiales disponibles, en gran parte centroamericanos.