Administración Trump ha “deportado” a 60,000 inmigrantes por acuerdo con México

Con la promesa de que sus casos serán atendidos por un juez en los Estados Unidos, más de 60,000 inmigrantes que solicitan asilo han sido enviados a México bajo un polémicos acuerdo que activistas y defensores califican como una nueva forma de deportación, debido a que esos extranjeros, la mayoría centroamericanos, no tienen fechas de audiencias.

A esa problemática se agrega a que los extranjeros enviados a México se les libera en la frontera y, entonces, bajo el programa “Permanecer en México”, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, deberá otorgarles lo que llama visas humanitarias y ofrecerles trabajo.

Un programa similar es aplicado para mexicanos que ingresa a los EEUU, pero son enviados a Guatemala, lo que ha desatado críticas, pero no una postura oficial del Gobierno mexicano

Solamente unos pocos solicitantes han obtenido asilo, de acuerdo con datos de la Universidad de Syracuse (el 0.1 % hasta septiembre de 2019), y la mayoría de ellos enfrentan apelaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a través del Departamento de Justicia.

La abogada Margaret Cargioli, del Centro Legal de Defensores de los Migrantes, dijo que el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también llamado “Permanecer en México”, es un cúmulo de “obstáculos legales y logísticos para obstaculizar el asilo a personas de ciertos países”.

Legalmente, la Administración del presidente Donald Trump comenzó por eliminar como meritorias de asilo las razones por las que la mayoría de los migrantes han llegado a la frontera a solicitar protección.

Cargioli explicó que la Administración primero “canceló como motivos para (obtener) asilo ser víctimas de abuso doméstico y de violencia de pandillas, hasta llegar a exigir que los migrantes debieran pedir asilo en algún país por el que pasaron para llegar a la frontera estadounidense antes de solicitarlo a Estados Unidos.

Ver artículo completo AQUÍ