Advierten aumento de persecución de inmigrantes como criminales

El 11 de abril de 2017, el entonces pidió a todos los fiscales federales el compromiso del Departamento de Justicia (DOJ) para la aplicación de la ley penal de inmigración, incluso se ordenó designar a un Coordinador de Seguridad Fronteriza para investigar y enjuiciar delitos de inmigración. Dicho personal existe en cada una de las 93 oficinas del Fiscal de los Estados Unidos.

Los resultados de esa política fueron revelados recientemente, ya que en 2018, los delitos de inmigración encabezaron la lista de delitos federales, que comprenden más del 34 por ciento, según el informe anual de la Comisión de Sentencias de los EEUU.

“Los esfuerzos de inmigración del Departamento de Justicia han culminado en varias redadas dirigidas a empleadores, grandes y pequeños por igual”, indicó la firma de abogados Quarles & Brady LLP en un artículo en lexology.com.

Los expertos destacaron las redadas, como la ocurrida en Mississippi, donde se detuvo a 680 inmigrantes y muchos de ellos siguen procesos abiertos, aunque la autoridad informó que presentó cargos contra 40, por ahora.

“Ésta no fue la primera acción penal de inmigración a gran escala contra empleadores de mayor tamaño”, indicaron los abogados. “Las pequeñas y medianas empresas enfrentan riesgos similares, y el tamaño de la compañía, por sí solo, no parece ser determinante para saber si una compañía será objetivo”.

Ver artículo completo AQUÍ