Cientos de migrantes expulsados terminan en un pueblo remoto en Guatemala

Unos 300 inmigrantes indocumentados centroamericanos deportados por Estados Unidos en vuelos directos al sur de México han sido luego expulsados por ese país a un remoto poblado ubicado en el norte de la selva de El Petén, Guatemala, donde permanecen varados y casi sin posibilidades de regresar a sus países de origen.

La semana pasada el gobierno de Joe Biden inició los vuelos con deportados a la ciudad de Villahermosa, en el sur de México, en un intento por disuadir a los que cruzan la frontera repetidamente, reportó el diario The Washington Post .

El gobierno de México acordó con Washington aceptar esos vuelos y aseguró que permitiría que los migrantes que tienen miedo de persecución creíble de ser regresados a sus países, podían solicitar asilo.

A finales de julio el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció los primeros vuelos de expulsiones con inmigrantes que no califican bajo el Título 42 del Código de Estados Unidos, una vieja política que data de 1944 y que el gobierno de Donald Trump habilitó el año pasado por la pandemia del coronarivus.