Cinco millones de inmigrantes indocumentados realizan trabajos “esenciales” frente a la pandemia

Casi cinco millones de inmigrantes indocumentados, casi 3 de cada 4 inmigrantes irregulares en la fuerza laboral de los Estados Unidos, mantienen al país funcionando gracias a su esfuerzo como trabajadores “esenciales” frente a la pandemia, según un informe divulgado este miércoles por el Center for American Progress (CAP).

Durante la actual pandemia, que ha supuesto el contagio de casi 13.7 millones de personas y la muerte de cerca de 270,000 personas en el país, los indocumentados han seguido trabajando en sectores fundamentales para el país, subrayó CAP.

“Han destacado por su trabajo crucial como trabajadores agrícolas que cosechan los alimentos de los estadounidenses; empleados que almacenan estantes de comestibles; y conductores de reparto que llevan comida a la seguridad de los hogares de las personas. Después de décadas de dar por sentados estos trabajos, el país se ha dado cuenta de cuán esenciales son estas personas y sus contribuciones”, indica el reporte.
El grupo señaló que 16 de los 50 estados de la nación albergan cada uno más de 100,000 trabajadores indocumentados, con los mayores números de ellos en Texas, con el 8,4% de la fuerza laboral del estado, y California con el 7.5% de la fuerza laboral.

Las ocupaciones con mayor presencia de trabajadores indocumentados son, según CAP, la construcción, que emplea 450,200 de estas personas, servicio doméstico y limpieza (344,000), la cocina (333,500) y limpieza de oficinas y mantenimiento de edificios (264,100).

Pero es en la agricultura donde el porcentaje de trabajadores indocumentados en el más alto, con el 29% del total, en relación con la fuerza laboral de ese sector, según CAP.

Más allá de su presencia en la fuerza laboral, los trabajadores indocumentados hacen contribuciones importantes a la economía de los Estados Unidos a través de los impuestos que pagan y sus gastos.