Empresa engañaba a inmigrantes con pagos de fianzas

Dos agencias estatales lograron que una polémica compañía que ofrece fianzas a inmigrantes detenidos en cárceles del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), desistiera de sus “prácticas engañosas” y cediera más de 8 millones de dólares. Les prometía reunirlos con sus familias, pero terminaban con deudas ocultas que crecían mes con mes. Miles cayeron en la trampa.

La empresa en cuestión, Libre by Nexus, recibió el revés más reciente por parte del Departamento de Seguros de California, con el cual acordó dejar de operar en ese estado, entregar créditos en efectivo a sus clientes, eliminar el uso de tobilleras de localización satelital (GPS) y realizar distintos cambios que le significan un golpe económico de por lo menos 5.5 millones de dólares.

Las autoridades descubrieron que Libre by Nexus engañó a sus clientes, la mayoría indocumentados que no hablan inglés y que están en centros de ICE enfrentando órdenes de deportación.

Les ofrecía un contrato para salir libres pagando sus fianzas, pero no les advertía que la cuota inicial y una mensualidad de 420 dólares no abonaban a esa deuda, pues solo cubría la renta del rastreador GPS que les colocaban para asegurar que se presentaran a las audiencias en cortes de inmigración. El contrato que firmaban estaba en inglés y la única hoja traducida al español no explicaba esos puntos.

En agosto de 2019, la Fiscalía del estado de Washington le torció por primera vez el brazo a Libre by Nexus, obligándola a proporcionar más de 2.7 millones de dólares para aliviar las deudas de sus clientes y reembolsar casi 60,000 dólares a quienes fueron afectados en esa región.

Sumando el acuerdo firmado esta semana con el gobierno de California, la compañía de fianzas perderá más de 8 millones de dólares y su principal mercado. En California, desde 2014 tuvo más de 5,400 clientes.

La empresa también está siendo investigada por las autoridades en Virginia y Nueva York.