Esperaba su deportación. Pero murió por coronavirus en centro de detención

Un inmigrante guatemalteco que estaba recluido en el Centro de Detención de Stewart, en el sur de Georgia, murió tras resultar contagiado de coronavirus, informó este lunes el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Santiago Baten Oxlaj, de 34 años, es el segundo indocumentado que muere mientras estaba bajo custodia de ICE, luego del fallecimiento a principios de mes del salvadoreño Carlos Ernesto Escobar Mejía, de 57 años y quien se encontraba bajo custodia de la agencia federal en San Diego (California).

A ellos habría que sumar el caso del hondureño Óscar López Acosta, quien falleció en Ohio pocos días después de haber sido liberado por ICE de la cárcel del Condado de Morrow, donde contrajo la enfermedad.

Baten Oxlaj, que aguardaba su deportación, fue declarado muerto a las 5:03 am hora local del domingo por profesionales médicos en el Hospital Regional Piedmont Columbus, en la ciudad georgiana de Columbus, donde había estado hospitalizado desde el 17 de abril.

La causa preliminar de muerte se enumeró como complicaciones relacionadas con COVID-19, informó ICE en un comunicado.
“ICE está firmemente comprometido con la salud y el bienestar de todos los que están bajo su custodia y está llevando a cabo una revisión integral de este incidente en toda la agencia”, indicó ICE.

El 2 de marzo las autoridades migratorias arrestaron al guatemalteco en la Oficina Municipal de Libertad Condicional de Marietta, en Georgia, después de que fuera condenado por conducir bajo los efectos de alcohol o drogas, y 24 días más tarde un juez de inmigración le otorgó la salida voluntaria a Guatemala.

Antes de ser hospitalizado, Baten Oxlaj se encontraba recluido en la prisión de Stewart, en Lumpkin, una zona remota a unas 150 millas al sur de Atlanta, donde ICE ha confirmado otros 16 casos.

Ver artículo completo AQUÍ