Este constructor sobrevivió al derrumbe de un hotel en Nueva Orleans y está al filo de la deportación

Delmer Joel Ramírez Palma, un padre hondureño que el 12 de octubre resultó gravemente herido durante el colapso de un hotel Hard Rock que se construía en el centro de Nueva Orleans, podría ser deportado a su país este lunes, denunciaron sus abogados.

El caso de Ramírez Palma ha despertado sospechas porque él trató de advertir a los encargados de la obra sobre diversas anomalías en la construcción y antes de que las autoridades le preguntaran qué había visto, lo detuvieron agentes migratorios. Eso ocurrió solo dos días después del accidente.

Tres personas perdieron la vida y varias más resultaron lesionadas por la caída del edificio de 18 pisos. El incidente sigue bajo investigación.

Este hondureño que ha vivido en Nueva Orleans durante 18 años fue hospitalizado con lesiones graves, incluyendo traumatismo craneal e inflamación interna. Su esposa Tania asegura que él aún requiere cirugía por una lesión ocular aguda y teme por su vida.

A finales de octubre, Ramírez Palma dijo en una entrevista telefónica con Noticias Univision que su arresto era sospechoso. Desde un centro de detención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), él contó que se encontraba pescando cuando un guardaparques le pidió sus licencias de pesca y manejo. Poco después llegaron oficiales migratorios y lo pusieron bajo custodia.

Ver artículo completo AQUÍ