Estudio dice personas con TPS deben recibir residencia permanente

En consideración al tiempo que han vivido en Estados Unidos y sus lazos con el país, los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) deberían poder obtener una residencia permanente en los Estados Unidos, concluyó un análisis de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).
El estudio elaborado por la Iniciativa de Políticas Latinas (LPPI) considera que de los cerca de 400,000 inmigrantes beneficiados con el TPS, “más de 70 % han vivido aquí por más de 20 años y aproximadamente dos tercios tienen hijos nacidos en los Estados Unidos”.
El promedio de años viviendo en EE.UU. de los beneficiarios es de 20.3 en comparación con 14.8 años de los inmigrantes no autorizados y 30 años de los inmigrantes naturalizados ciudadanos, asegura el informe.
Estos nexos con el país dan una idea del efecto desestabilizador para estas personas y sus familias que tendrían los cambios al TPS propuestos por la Administración del presidente Donald Trump, comentó este jueves Sonja Díaz, directora fundadora de LPPI.
De igual forma, la investigación encontró que 88.5% de los residentes con TPS forman parte de la fuerza laboral, más que los inmigrantes no autorizados (72%) y que los ciudadanos naturalizados (65.1%).
“En un momento en que los inmigrantes han desempeñado un papel clave en el mantenimiento de la economía como trabajadores esenciales durante la pandemia de COVID-19, es importante comprender lo que está en juego cuando se eliminan las salvaguardas como el Estatus de Protección Temporal”, dijo Díaz.
Adicionalmente el análisis destacó que 10.8% de los beneficiarios del TPS son trabajadores independientes, en comparación con solo el 7.2 % de los inmigrantes naturalizados.