Hispano usó Google Translate para rellenar solicitud de inmigración. Pero algo no salió bien

Un hondureño que se presentó el pasado jueves en la la carpa convertida en corte en Laredo, Texas, había usado el traductor de Google como herramienta para preparar él mismo su solicitud de asilo en un idioma que no entiende. La aplicación de asilo fue rechazada y el juez fijó otra fecha de audiencia […] para que presente una nueva [solicitud]”, dijo Rebecca Gendelman, de la organización Human Rights First (HRF).

Gendelman ha hecho un seguimiento del Protocolo de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), también conocido como Quédate en México, y ha compilado en un informe casos de violencia y el aumento de la cantidad de migrantes centroamericanos que piden asilo en EEUU y son forzados a esperar en México su audiencia ante tribunal migratorio.

“El juez le preguntó [al hondureño] si había rellenado la aplicación en inglés y […] al oficial, que verificara como lo hace con cada aplicación. El oficial le dijo que parecía que había palabras en inglés y otras en español“, dijo la abogada a Univision. El agente se volvió entonces a dirigir al migrante para que le dijera si él mismo había cumplimentado el formulario. El centreamericano le dijo que sí pero le respondió con un no cuando le preguntó si hablaba inglés.

Según Gendelman, el migrante “explico [a los funcionarios] que estaba aterrado de viajar a Monterrey (donde vive) a Nuevo Laredo, porque allí lo habían secuestrado“. Quería que le dejaran enviar por correo la nueva solicitud pero no tuvo suerte. El juez le exigió volver en la fecha indicada y repetir un viaje que podía poner en riesgo su vida que que sus secuestradores “de dijeron que no querían volver a verlo”.

Desde hace un año, más de ramila resolución de sus casos de asilo. MPP expone a centroamericanos, cubanos, venezolanos, brasileños y otros migrantes a grandes riesgos de secuestros y agresiones. Aún así, la administración Trump tacha el programa de exitoso debido a la reducción del flujo migratorio en su frontera sur.

Ver artículo completo AQUÍ