Hizo $5.6 millones explotando indocumentados y ICE planeó un año la redada para detenerlo

De cada cheque quincenal de 500 dólares que le pagaba a sus trabajadores indocumentados, Juan Pablo Sánchez Delgado descontaba 50 dólares de comisión y de 50 en 50 acumuló una fortuna de 5.6 millones de dólares en tres años y medio, de acuerdo a la justicia de Estados Unidos.

Sánchez, un inmigrante mexicano sin papeles, fue detenido el 8 de agosto de 2018 durante un operativo de la Unidad de Investigaciones Especiales de ICE (HSI), que incluyó el allanamiento a tres grandes procesadoras de alimentos de Nebraska y Minnesota a las que él proveía de mano de obra indocumentada utilizando como fachada tres empresas contratistas, un mercado de abarrotes y un restaurante mexicano.

Junto a Sánchez Delgado fueron arrestados 12 de sus familiares y socios, y 130 trabajadores indocumentados; esta es una de las mayores redadas de inmigración que se ha ejecutado en la era de Donald Trump, y la más grande hasta ahora en esos estados.

Este 27 de noviembre, Sánchez fue condenado a 10 años de prisión por los delitos de lavado de dinero y de albergar a extranjeros indocumentados. Del grupo de 13 acusados, él es quien ha recibido la condena más alta en el juicio que se celebra el Lincoln, Nebraska, desde principios de mes; el proceso incluye a algunos familiares y amigos de Sánchez y a representantes de las empresas involucradas, que han sido juzgados en libertad y absueltos.

Ver artículo completo AQUÍ